En el mercado existen diferentes tipos de colchones disponibles; con unidad de resortes, de acero, de espuma, de agua, etc. Todos son buenos sin embargo, lo importante en cada tipo es la calidad de los materiales y su manufactura.

Los colchones más utilizados a nivel mundial son con unidad de resortes ensamblados y templados, con un buen aislante, el acojinamiento adecuado y una buena cubierta. Pruebas de laboratorio han demostrado que en los colchones de resortes se duerme más fresco y proporcionan una resistencia más constante a la carga.